2 abr. 2013

Oasis

En el mundo la gente no se entiende entre sí; esto ocurre por muchas razones, y una de ellas es la siguiente:
hay miradas sinceras y otras que no lo son tanto
hay lenguas sin pelos y bocas selladas

Hay una gran diferencia entre las personas que realmente sienten y  dicen sus verdades, que aquellas que sólo fabulan e inventan personajes para creerse algo más de los huesos mundanos que llevan encima.
Decir una verdad propia no implica ni ser un descorazonado ni un egoista; se puede convivir con diferentes mundos, se DEBE vivir con otros mundos.
O quizás cambiarle el nombre al Planeta Tierra por Planeta Teatro
No se, no planeo estar mucho tiempo por aca...
¿Cuánto vale una mirada limpia, unas palabras puras?...

1 comentario:

  1. me ha encantado esta entrada tanto como he disfrutado paseando por tu blog, recreándome en tus palabras y viciándome de tus fotos y dibujos. un beso.

    ResponderEliminar