27 nov. 2013

Política mentira.

No puedo tener una convicción política, por que la palabra política es una mentira. Desde que se politizaron las sociedades que siempre sirvieron para lo mismo; mentir, negociar con nuestras vidas y robar. Dando pequeños saltos en el avance de esa sociedad para no darse vergüenza de sus pasados militantes, de sus raíces políticas, pasados interesados en el bienestar de la gente; de cuando importaban las personas antes de preocuparse solamente por  su propio culo (sucio).  Esa es la triste razón. El capitalismo y la política no pueden ir de la mano; es como si ésta le sacara los dientes de vampiro al político para chupar la sangre de todos los compatriotas. Inflándole el pecho de palabras baratas, de discursos programados.
 Es una vergüenza que todos lo que nos manejan o pretendan representarnos sean unos impresentables. Tal vez es la consecuencia o respuesta del fenómeno horrible de sociedad que somos. O tal vez elegimos como el orto. O seguramente las dos.
Estoy leyendo Las venas abiertas de América Latina, gran libro (y recomendable para aquellos que priorizan ser latinoamericanos antes que cualquier otra bosta) y me da la razón en cuanto a lo lastimada que está la inocencia de la gente. Cómo han dicho que los indios no tenían alma, cómo arruinaron el Potosí, como cultivan la contaminación en nuestro lado del mundo, como somos parte del club del sub-mundo, cómo nos tratan como mierda; una especie de basural para la contaminación a cielo abierto, sociedades estereotipadas para mal, países donde  se siembra la plata que va  a parar afuera. Desde el comienzo fuimos esclavos y no veo la hora temprana de que esto vaya a cambiar.
Y para colmo, ¡para colmo! los que están de turno no tienen mejor idea que seguir seguir arruinando las cosas. Como si con toda la historia no tuviéramos suficiente.
Estoy cansada de escuchar que al mundo le importa un pedo el mundo y que ésto de las guerras no tira ni afloja. Que los que están al poder sólo usan el poder para empeorar las cosas, dándole tintes de progreso y jugando con la diplomacia y la demagogia, haciendo a la gente hincha de un cuadro de fútbol parecido a un partido político.Los azules y los rojos.  Sale Moreno, entra Kiciloff por la Izquierda. Capitanich de 5. 678 al arco (ja).
Ahora y siempre, siempre ha sido la misma basura. Siglos y siglos del mundo perdidos en la basura de la política. Es igual en todos los casos; un paso, una cagada.  Los gobiernos empiezan juntando la mierda que dejó otra para dejar espacio a la propia.


Ver cómo han lastimado a mis tierras me dan ganas de salir con palos  a la calle, aunque pobrecita la gente, que no tiene nada que ver. Lo que pasa es que esas personas encima de impunes son intocables. O de última les dan dos años de cárcel, y se mueren de viejos. O nunca los toca la vara de la "Justicia" (que debe andar rota, por que no funciona).
La política en la Argentina es siempre un River - Boca, Los redondos - Soda stereo, Newells - Rosario Central.  Y así no sirve para nada, no lo va a servir nunca. Termina siendo una pelea absurda que nunca dirige la mirada a realizar un cambio y representar realmente al pueblo, que al fin y al cabo parece que en la política se olvidaron de hace tiempo de eso.  O en realidad la verdad es que nunca fue así, desde los principios siempre nos cagaron. Nos pisotearon, se rieron de nosotros.
Ahora  somos los tarados que se quedan en el sillón mirando un spot publicitario de la Elección Nacional Electoral, escuchando promesas-mentira, almacenando nombres en la memory card para cuando no sepamos qué mierda votar, votemos al que reía un poco más en la televisión.
En Argentina, en Latinoamerica, en el Mundo.
Me da asco vivir en un planeta tan sucio y denigrado, tan obseno y desagradable. Aunque por suerte, razón para no suicidarme, encuentro cosas hermosas que hacen de mi estadía un poco más agradable.

Aquí, en el planeta azul,  lo que falta es un presidente del mundo. Alguien tipo Gandhi o algo por el estilo que una vez en la puta vida decida algo buena para el bien de todos, y no de unos pocos. Que le ponga un freno a los homicidios cometidos hacia el planeta y que realmente castigue a palazos a todos aquellos que ponen palos en la rueda de la evolución o la tranquilidad de la humanidad y del mundo, alguien que realmente piense en todo esto como nuestro único hogar. Por que de eso se trata.
Falta un Dios que no sea religioso y un político que no sea político. Un líder que subraye la letra chica del contrato y no deje que estas basuras con plata determinen la dekadencia de todo este proceso de años y años por intentar dormir al pueblo y dominar sus bolsilllos. Alguien con ideas diferentes. Alguien con ideales puros. ¿Pido mucho?

19 comentarios:

  1. Furibunda anti - K? A mi me parece que no hay que ser anti nada, eso tambien es fanatismo. Yo estoy seguro de estar parado en el medio, a pesar de que nos quieran convencer de que ese medio ni la neutralidad existen. Creo que aca hay un problema cultural muy grande, mas alla de las cagadas de los politicos. Inundaciones y choques de trenes pueden haber en todos lados, pero asesinatos en masa y delincuencia diaria solo se logra con mala gestion cultural. Todo reside en la cultura.

    ResponderEliminar
  2. menciono cuestiones de los K pero en realidad me refiero a la politica en general, desde que se inventó, ponele. hasta ahora. cómo simepre sirvió para lo mismo. cómo siempre termina todo en la misma basura. en irak, en venezuela y en donde sea, en el tiempo que sea. siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya cuando te da cagaso caminar en la calle te tenes que mudar a Ushuaia. Hoy me paso eso : s.

      Eliminar
  3. No tiene solución. Es imposible que un día los dueños del poder -que son las corporaciones, no los gobiernos- se levanten y digan: ya es suficiente, vamos a dejar de engañar, de mentir, y de explotar a las personas y al planeta. Eso no va a pasar nunca.
    Lo que sí va a pasar, es que va a llegar el día, en que ya no van a quedar recursos que explotar. (De hecho, ya está pasando). Y va a llegar el día, en que el abuso de las corporaciones sea tan descarado, que los explotados se van a revelar. (Eso también, aunque no a gran escala, ya está pasando)
    El cambio que viene no lo va a proponer nadie, va a estar forzado por las circunstancias, por la realidad. Y creo que no falta tanto, las cosas no pueden seguir así como están, por demasiado tiempo más...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cinco siglos igual. a mí me pone mal el mundito che, lo están haciendo mierda..

      Eliminar
    2. Y si, si te lo ponés a pensar seriamente, da pena. Será por eso que hoy en día nadie quiere pensar...
      Hace un par de semanas vi este documental, está bueno, me enteré de muchas cosas que no sabía. Si tenés ganas y tiempo...
      http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-documental/documental-comprar-tirar-comprar/1382261/
      (Ahora cada vez que se me queme una lamparita, voy a putear :p)

      Eliminar
  4. No se como he llegado hasta aquí, pero esto que escribes desde Argentina parece que está escrito en España, en Madrid que es donde vivo, esta mañana. Las mismas morrallas de gobernantes. Así que como me ha gustado. Me quedo. Te animo a que visites mi blog.

    Saludos Nele

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madrid, Argentina, todas tristezas parecidas. Un abrazo para vos! te leo.

      Eliminar
  5. Mmmm Belu, estoy bastante en desacuerdo con algunas cuestiones. La solución no es alguien con "ideales puros". La política tiene una moral autónoma, dado que busca otra cosa diferente que cumplir los preceptos morales, tan diferentes e inflexibles. Para mi tía Chola, un tipo que tiene relaciones prematrimoniales es un inmoral, aun más inmoral que ser un peronista. ¿Qué hariamos con eso en política? El error es creer que los hombres de bien comparten nuestra moral y que esta debe estar por encima de la política. En general los fedayines de Al Qaeda creen eso y no me parece un bendición para el manejo de la cosa pública sino mas bien una amenaza.
    En la ética nos basta con estar de acuerdo con nosotros mismos, con nuestra propia conciencia. En política se trata de ocuparnos de los asuntos de la "polis", del común. Y ahí el desacuerdo es inevitable.

    El "siglo XX Cambalache" es útil como catarsis, pero muchas veces suele esconder cierta pereza mental para analizar la realidad. Si a uno los políticos le parecen todos chorros, es tal vez porque no puede jerarquizar. Es como el que dice "las minas son todas putas".

    El "sontodoschorroísmo" tiene muchos defensores. Uno de ellos es el operador político Jorge Lanata. Te cito algo que escribieron amigos míos:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo tu punto de vista, yo sólo estoy cansada de que algunos se enriquezcan con el llanto del Planeta, más allá de peronismos, o boludeces varias.

      Eliminar
  6. “Lanata, como tantos otros periodistas (el prefijo periodista se utiliza muchas veces con la liviandad con la que se usaba el de ingeniero con Blumberg), no hace periodismo hoy, no busca mantener informado a su público de los diferentes sucesos que ocurren. Tampoco es un filósofo en busca de la verdad última, profunda. Es un actor político (actor en sus varias acepciones) como podría ser un dirigente a cargo del comité de la circunscripción 14. La única excepcionalidad es que no se trata del comité de un partido político tradicional, sino de un grupo de empresas que actúan como partido político no-electoral (permítaseme el oxímoron) o no-partido.
    La estrategia que este no-partido ha escogido para aumentar su capacidad de influir sobre la cosa pública es, en particular, la de estimular el franco rechazo al gobierno nacional, a todas sus medidas, a sus colaboradores, aún a su estilo, pero en forma más amplia consiste en erosionar la credibilidad en el sistema político electoral. Para el éxito de esta estrategia, como para la de cualquier otra, es clave convencer a la mayor cantidad posible de ciudadanos, de periodistas y de políticos, entusiasmarlos, llevarlos a que reflexionen sobre la realidad basados en las estructuras que más benefician al no-partido, con las ponderaciones de los hechos y focalizando en los detalles que más convengan a la estrategia. Y la forma más legítima de hacerlo es por la prédica.
    La existencia de organizaciones empresarias que hacen política sin encuadrarse en el formato de la política electoral es un vicio que tienen todas las repúblicas del mundo aunque la Argentina se destaque en esta materia. Es un yuyo que se ha ido en vicio y que habrá, al menos, que ir podando”

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lanata es una ficción que lleva consigo muchas realidades; a mí me gusta que exista alguien como Lanata, además de todo el séquito de ''opos'' por que son parte de la pluralidad de voces, con todo lo que lleva eso consigo. Uno va a decir "ah pero lo único que quieren es manchar el nombre del Gobierno que no le guste para intereses propios" pero a la vez que es así, del otro lado ocurre lo mismo.

      Eliminar
  7. "Pero éste es el marco general, el sustrato, no es Lanata ni los demás dirigentes de este mega comité que es la pantalla de Clarín. Es una situación que lo precede y que esperamos se vaya corrigiendo con la implementación de la ley de medios y el despertar de los partidos políticos y la militancia. Él está a cargo de un comité de este partido Plutocrático y como tal debe buscar fortalecer la sensación de pertenencia de sus seguidores, darles razones para querer pertenecer más y más a este no-partido, empujar la estrategia partidaria, debilitar las estrategias de los partidos competidores, etc.…
    En esta función Lanata ha sido razonablemente exitoso.
    A diferencia de tanta repetidora, al estilo del Gran Joaquín, el serio Santo, el reflexivo Castro, el jovial Majul, el amigable Leuco o Mariano el latinista, que se limitan a repetir con diferentes tonos y gestos el mismo titular de Clarín, el mismo contenido que alguien en Clarín se tomó el trabajo de crear, Lanata suele crear su propio contenido. Puede ser carne podrida, pero es de su propio matadero. Crea contenido de la nada, contenido moderno, joven, con twitteros, blogueros, La Cámpora, etc... que alimenta la ametralladora catódica por varios días, llena el alma de quienes buscan una razón más para detestarla a ELLA, para mofarse de todos los políticos en general y en especial de los simpatizantes K.
    Si fuera nuestro partido, valoraríamos más a un Lanata que a un Leuco. Leuco repite lo mismo, como quien retransmite la cadena. Lanata inventa. Por supuesto que quien inventa arriesga y mucho de lo que inventa no pasa ninguna prueba de rigor. Pero ahí cruzaríamos al campo del periodismo o de la investigación, que nada tienen que ver con todo esto.
    Critiquemos a Lanata por el no-partido al que pertenece, pero lo que hace para ese no-partido es razonable"

    ResponderEliminar
  8. Los medios hegemónicos atacan a los políticos porque son un PARTIDO POLÍTICO NO ELECTORAL. Vale decir: no se erosionan con el voto. El hecho de que ataquen a todos los oficialismos (más allá de que eventualmente se alíen) radica en que de esa manera aumentan su capital político para extorsionarlos y sacarles prevendas. ¿Me explico? La militancia política es necesaria, y es justamente muy desalentada por los más poderosos. No hay cosa que quiera más un poderoso que fomentar la creencia de que la política y los políticos son todos chorros, inmorales y corruptos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente sea así, pero eso no quita la verdad de que haya muchos politicos chorros, inmorales y corruptos. Si no existieran creeríamos que son todos santos. El día que encuentre uno, va a ser el día que vaya a votar.

      Eliminar
  9. Por otro lado, la cuestión de la verdad y la mentira tampoco suele ser suficiente para abordar la realidad política. La política debe tratar de atraer voluntades, de adquirir poder para transformar la realidad y empujar los límites de lo posible. No es que uno vota a tal o cual partido porque "tiene razón". Si fuera tan sencillo, bastaría con que seamos gobernados por tecnócratas y científicos que nos ayudaran a alcanzar la "verdad científica". La ciencia diría que el aborto está mal, y entonces lo prohibimos; o que el aborto está bien, y entonces lo legalizamos. Hay planos diversos para analizar la realidad política, y si los confundimos se nos complica el análisis.

    De modo pedagógico, se pueden distinguir cuatro órdenes: 1) el orden tecno-científico; 2) el orden jurídico-político; 3) el orden de la moral; 4) el orden ético; y se podría agregar un 5to: el orden religioso.

    Es evidente que los cuatro órdenes pertenecen a esferas autónomas que se relacionan estrechamente entre sí. Está clarísimo que toda sociedad que intente funcionar adecuadamente debe poder articular "maoméno" bien los cuatro órdenes, que a menudo entran en conflicto. Tomen cualquier fenómeno social: ley de medios, legalización de la marihuana: tendrá implicaciones políticas (en sentido "amplio" y en sentido "electoralista"), morales, económicas, jurídicas, ideológicas... Por otra parte, distinguir racionalmente no equivale a separar: al correr necesitamos oxígeno, y no por eso confundimos correr con respirar.

    Si estoy enfermo de cáncer y el tipo que me opera es un médico excelente pero me entero que es un terrible putañero, ¿lo voy a descartar porque tengo dilemas morales? Pongo un ejemplo extremo para darme a entender: la moral no lo explica todo. Uno puede hacer cagadas tremendas con las mejores intenciones.

    En fin.. mezclé todo un poco. Ojalá haya conseguido darme a entender.

    ResponderEliminar
  10. En 2001 el 'pueblo' se levantó porque le tocaron el culo, perdón, los ahorros; pero no chilló cuando Dualhe fue impuesto presidente y empezó a asesinar gente (Kosteki y Santillan entre otros). ahí mismo tendría que haber pasado algo mucho peor que en el 2001.
    Pero nadie se acuerda que se cantaba 'que se vayan todos'
    Y eso se convirtió en 'nos quedamos todos', porque hasta Menem sigue en el Senado.

    No va a cambiar nada hasta que en serio no nos propongamos cambiar. Y ese cambio no va a salir de la casta política, porque para ella, el sistema funciona bien, muy bien, ya que es la única beneficiaria.

    Saludos y triste fin de semana.

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja tenés razón, aca todos se olvidan que Menem está en el Senado.

      Eliminar
  11. No tengo mucho tiempo ahora para argumentar con la complejidad y la dedicación que tu posteo merece. Te dejo este link y si te parece retomaré la discusión luego del 20 de diciembre, donde voy a estar más tranca:
    http://www.youtube.com/watch?v=TqNQATGsLhY

    ResponderEliminar