13 feb. 2014

Hasta que salga al revés



Las cuerdas contra la espalda.

La sangre en la cara.
El cuerpo temblando
oxidado y mortal.
Yo voy a estar ahí.
Acompañándote.
Haciendo de tus tristezas
tan solo un mal pasar.


Los moretones

Las cicatrices
Las marcas en tu piel
Voy a cuidarte las heridas
Voy a sanarte las sonrisas
Voy a llenarte de miel

Todo el pasado que llevas en la espalda

Toda la sangre cargada de rabia
Voy a cambiarla por un millón
de guerras ganadas
y flores de papel


Esta perra vida  mira desafiante.

Nos provoca
Y  convoca
A que lo intentemos
una y otra vez.
Hasta que salga al revés.

13 comentarios:

  1. Fijo que ganáis.
    Nadie podrá con vosotros.

    ResponderEliminar
  2. Una batalla a ganar. Que precioso poema, me encantó.

    ResponderEliminar
  3. siempre hay que estar ahi, juntos, para apoyarse!
    lindo poema, me encanto, igual que el blog
    espero verte por el mio: http://lovethechangee.blogspot.com.ar/
    un beso grande!!!

    ResponderEliminar
  4. Muy buenooo...seguro se lo dedicaste a alguien.. Bien ahiii.

    ResponderEliminar
  5. Todo eso que decís vale más que la más ritual y elaborada ceremonia de bodas.

    ResponderEliminar
  6. "...hasta que salga al revés."
    Esto es más que poesía, esto es "pan calentito" recién sacado de un horno maravilloso. Lo como y lo comparto.
    Besos, amiga, y salud!

    ResponderEliminar