20 oct. 2014

Viento



¡Y cuando sonreías!

¡Qué hermosa sonrisa!

Cuando sonreías no había más hambre en el mundo, los presidentes eran honestos, los médicos curaban corazones y Vietnam era sólo un cuento. Los soldados disparaban versos y los ángeles sí cumplían milagros.

Dios existía.

Y vos eras mía.
Tan mía que también eras del viento.

7 comentarios:

  1. que sonrisa espectacular sería entonces eh....

    ResponderEliminar
  2. Concuerdo con JLO. Y diría que puede ser. Algunas risas, como algunos ojos, son algo digno de ver. Y de disfrutar ver.

    ResponderEliminar
  3. Que sonrisa más espectacular, si con ella se cumpliese todo eso que afirmas.

    ResponderEliminar
  4. No sé si existiendo ese mito todo iría tan bien...
    Las decisiones de los humanos dentro de su libre albedrío dejan mucho que desear, amiga mia.

    Un abrazo, Belén, feliz día.

    ResponderEliminar