21 jun. 2013

cagarte en tus principios

Desde hace ya varios meses caí en una realidad bastante shokeante: éste es mi último año de colegio.
Pero no me pongo mal por el hecho de no ver más a mis compañeros, el fucking buzo de egresados o una hipócrita entrega de diplomas; el entrar en el mundo laboral es un salto muy grande.
Ese planeta lejano donde todos son números y funciones. Subtes, normas y puteadas. Diarios, cafés y escritorios.
Lamentablemente seguro te resulte conocido todo eso. Las pocas veces en que me senté delante de un escritorio fue por alguna cagada que me habré mandado como fumar en el baño o tener 40 faltas antes de  Octubre. Por primera vez me siento virgen.
En estos días seguramente empiece a trabajar en una sala de ensayo, pero de eso no tiene que ver esta nota, ya que eso no es lo que me preocupa.

Hace unos días fui a una especie de exposición de universidades y carreras. Yo voy a un colegio público, y nos invitaron a todos los cursos de último año a presenciar dicha exposición. Lo gracioso es que se situó en un colegio de la zona cuya cuota es de 3.000 $ y las universidades presentes eran lo más cararota que podría existir en el mundo. Aunque es de obviar que jamás podría pisar una facultad de esas, agarré algunos folletos sobre las carreras a disposición para chusmear las materias. Obviamente todos mis compañeros hicieron lo mismo.
De las carreras que me podrían gustar (diseño gráfico, locución, diseño de interiores, historia, política y gobierno) no encontré ninguna que me podría interesar del todo. Lo loco fue que, al también agarrar folletos de otras que me gustaban "mas o menos", pispié una que no me podría haber imaginado que me iba a gustar más. Marketing.
Todas las materias de marketing me parecieron geniales y súper interesantes. No hubo una sola que me desagradara.
Ahora...¿Es realmente marketing lo que yo quisiera seguir?
Desde el 'vamos' la palabra marketing no me gusta.
Las personas que trabajan en marketing no me gustan.
La finalidad del marketing no me gusta.

Lamentablemente es una carrera emergente a  la que se recurre  mucho y tiene amplia salida laboral. Es interesante todo el contenido de la carrera, pero no sé si quisiera dedicarme a decir cómo se vende, hacer que se venda, vender, estrategias de venta, hacer creer a la gente que realmente es lo que quiere, meterme hasta en la psicología social para inculcarles el producto o servicio.


Hasta me imagino una hipotética conversación
-Y qué onda? estás estudiando?
-Se, estoy estudiando Marketing
-Marketing? vos? No lo hubiese imaginado
-No, yo tampoco.

Es como darme una trompada yo misma.
Aunque eso pasa siempre en la vida, no?


1 comentario:

  1. Lo más parecido al marketing, sin ser marketing y haciendo tareas similares es la de diseño gráfico. Pero todo depende de tus gustos, porque ambas son carreras caras, aún en las universidades públicas, por los materiales que vas a necesitar en la cursada.

    Aún así, suerte en tu elección.

    Saludos!

    J.

    ResponderEliminar