22 jul. 2013

amores perros y plumudos



Qué controversias con las que se ve uno face to face todos los días;

a uno no le gusta monsanto y lo termina consumiendo,
no le gusta la trata y va de putas,
no se quiere ser machista pero no levanta ni un plato de la mesa,
 no quiere contaminación pero tira la Coca Cola por la calle...

Ser consecuente siempre con lo que uno piensa es un gran dolor de cabeza, pero a fin de cuentas creo que tiene una gran retribución espiritual, no? O por lo menos uno piensa eso, por que si no qué más da? sería todo más mierda todavía.


A mí me pasa con los animales. Creo que si no me dedicara en algún futuro al arte, me dedicaría a trabajar y vivir entre estos bichines tan hermosos. Tal vez en una reserva natural  o en las malditas perreras, dándoles todo el cariño acumulado que tengo para estos peludos amigos.

En casa vivo con mis animales; tengo dos perras preciosas y un loro amazónico de cabeza azulada. Son tres de los cinco pilares más importantes que tengo en la vida. Pero me pasa algo bastante extraño con estos pichis. ¿mi loro no debería estar en la selva? ¿mis perras no deberían corretear y oler cual culo pase por su vida?
Uno está acostumbrado en la sociedad a poseer; casas, auto, computadora. Hasta jardines con flores, árboles, terrenos. Pero sin ir más allá, creo que la pregunta es obvia. ¿quién soy yo para decidir por ellos? ¿quién soy yo para limitarlos con garrotes y paredes? ¿por qué debo decidir cuándo salen a pasear o qué tan lejos deben ver el cielo?
Sé que sin embargo son a su manera felices; Coquito no está enrejado todo el día;
A la mañana temprano lo coloco en el fondo de mi casa, tiene una gran vista al cielo, árboles, ruidos. Pero cuando está en el fondo lo tengo dentro de la jaula por que hay gatos cerca y por que ya unas 8 veces se fue a la casa del vecino. Y no es ningún chiste que pase eso; las veces que se voló fue porque pasó algo que lo asustó e instintivamente abre las alas y vuela hacia cualquier parte sin mirar. A parte no sé que le ven de normal a tocarle el timbre al vecino y decirle: Hola, se me escapó el loro, puedo pasar a tu patio a buscarlo? Encima como es verde no lo encontrás ni a palos; se camufla totalmente y se queda asustado, quieto en un lugar sin moverse.
Luego tipo 3 de la tarde lo llevo al patio delantero, que es más próximo a la casa y no pasa naranja ni gatos. Ahí sí le abrimos la jaula y le ponemos un palo para que haga las piruetas locas que tenga ganas.
A la noche duerme en mi piesa, pongo algunos diarios para que no me cague el piso de madera y duerme arriba de la jaula. Es muy lindo cuando duerme; esconde una patita y duerme sólamente sobre una, echando su cabeza hacia atrás, como escondiéndola entre sus alas, o simplemente a veces cierra los ojos.
Lo más lindo es cuando retribuye todas las cosas que uno hace por él. Cuando le hablás con una voz dulce (bah, sólamente tiene esa confianza con mi hermano y conmigo) gira un poquito la cabeza para que lo mimes atrás de la cabecita, los cachetitos, el pico. Es muy dulce y dócil aunque a veces se muestre a la defensiva. Es propio de su naturaleza; el loro no es el animal más fuerte de la selva.

Desde hace un tiempo estamos pensando en donarlo a una reserva natural o a un lugar en el que haya más aves libres pero cuidadas. Realmente me cuesta horrores imaginármelo ahi, viviendo una vida totalmente diferente. Pero en el fondo sé que debería vivir esa vida, llena de los de su hermosa especie y en un lugar cálido y lleno de alturas, colores.
Me lo imagino diciendo las cosas que dice en mi casa, gritando en medio de cualquier lugar ¡Andrés, bajá a comer! ¡Tivolino, vení para aca! Imitando ladridos de perro o gemidos de alguna vez que me escuchó coger.
Lo extrañaría muchísimo. La mía sería una casa muy diferente sin ese pequeño bomboncito.
Aunque espero que si se va, sea aun más que feliz, y no extrañe tanto...





Con las perras me  pasa algo parecido; son los dos solcitos de mi vida.
Recuerdo que hace unos dos años fui a  pasar el fin de semana con amigos al bosque de Santa Catalina, en Lavallol. No la pasamos precisamente bien porque hubo una historia media extraña; tipo 2 de la mañana unos se fueron a comprar liyos a la ruta contigua al bosque y volvieron corriendo, dijeron que habían visto como dos tipos con moto le habían robado a un chabón. Éstos los vieron, y de a ratos escuchábamos dentro del bosque a las motos. Había momentos escalofriantes, éstas se escuchaban a veces más cerca que antes; voces, linternas.
En fin, me fui por las ramas. Cuando volvimos de ese fin de semana pasamos por una casa que decía "regalo cachorros", obviamente no me resistí y aunque sea quería chusmear a los chiquitines. Mis dos amigas y yo  nos llevamos uno c/ una. Yo me llevé a uno que en realidad no me gustaba mucho pero se parecía mucho al perrito que tenía en ese entonces. Era manchado y ella también. Por ende les pusimos nombres parecidos; Tivolino y Tivolina.
Tivolino,que cuando vino su amiguita ya tenía dos años, vino el mismo día en que murió mi abuelo. Recuerdo que mi papá me dijo "se fue el abuelo pero traje a alguien para que no estés triste" o algo por el estilo.


ésta es Tivolina, unos días después de llegar a casa.



acá les dejo un videito de mis amores manchaos

https://www.facebook.com/photo.php?v=10200995253910614&l=8087970439366488341

El tiempo pasó y Tivolino ya no está; como tenía esa encrucijada que estoy intentando explayar en este texto, lo dejaba como dos horas por día salir solo y tranquilo por el barrio a hacer sus travesuras, ya que el luego volvía y rasguñaba la puerta para entrar.
Pero bueno, un día no lo hizo. No sé si por que llovió justo esa tarde y perdió el rastro, le pasó algo o se quedó con otra persona, o perrita. Yo quiero creer que el está bien, donde sea que esté.

Tivolina extrañaba mucho la compañía de otro animal
A sí que el tiempo pasó y éste hizo lo suyo;
Me había juntado a escabiar con conocidos desconocidos en una plaza cerca de casa y cayó por arte de magia, con sus patitas una pequeña morocha toda sucia, llena de pulgas y hasta bañada en vino por algún borracho despreocupado.
(ésta fotito es cuando tenía ya como 4 meses, antes era más besable todavía)


Juro en mi vida que rompió más cosas de las que tenía en mi casa;
basura
pisos
paredes
colchones
acolchados
vasos
sabanas
almohadas
camperas
remeras
bombachas
medias
jarras
lápices
dibujos

pero lo que nunca me va a romper, a diferencia de tantas personas, es el  corazón
es lo más dulce que hay.

pero yo sé que su vida está en la calle, por que me lo demuestra cada vez que abro la puerta, la saco a pasear y se desespera. Pero no la puedo dejar en la calle, es tan loca que cruza sin mirar, es muy atropellada.
Pero su vida está ahi, y eso, eso sí me rompe el corazón.

21 jul. 2013

Año de la Serpiente

La vida es a veces  de característica cósmica y heavy.
 Más o menos desde que empezó el año que me pasan cosas "malas" o que no son como a mi me gustaría que sean. Puede haber mil motivos para ellas, la causa-consecuencia es más o menos el 80% de la cuestión, y luego lo vale la suerte. Esta puta suerte!
Recordé en la tarde que este año era el de la Serpiente en en la astrología china.
Y yo soy Chancho! 
Y para los chanchos es un año muy fulero.


No creo profundamente en nada que los humanos hayamos inventado, pero la puta que éstos chinos le pegan en el palo! ¿Alguna vez leíste la descripción de tu signo zodiacal? parece que un chino tomó su mano celestial, la puso en mi frente y dedujo toda la nube de pedos que hay en mi cabeza, la ordenó por colores, alfabéticamente y la plasmó en Géminis, o en el Chancho.
Hasta un día caché en la casa de una amiga un libro de Sextrología, y les juro, pero les juro, que ese chino estuvo en la misma cama donde yo cogí.
Ojo que no es la única cultura que me conoce de pies a cabeza; en la astrologia maya, mi kin es el 43, la Noche auto-existente azul. La verdad es que la astrología maya va por un lado más cósmico y debido a su calendario y manera de entender sus signos se me hace un poco más dificil entenderlo; pero a fin de cuentas leí también palabras que parecían hechas para mí.
Recuerdo una vez, hablando de mayas, fui de mochilera a Córdoba y conocí a un tipo bastante extraño para este mundo enfermo; viajaba recorriendo monasterios, tribus de montaña y haciendo rituales locos. Estaba en el mismo hostel que yo, y cada mañana lo encontrabas dibujando;
dibujaba las ondas del día, el aura de las personas,
un loco lindo, no?


19 jul. 2013

$ = :) ?

Qué mania tan cotidiana que tenemos tantas personas.
Hace un rato charlando con mi hermano me comenta de un conocido que pegó un laburazo y que compró ésto, aquello, al Papa. Y termina el texto que salía de su boca con un "debe estar re contento el hijo de puta"
Gracias a eso me pesqué una incógnita en la cabeza media extraña ¿por qué asociamos tan comunmente a la plata con la felicidad? ¿Realmente caímos en eso? Ojo, tal vez suene media doscolocada diciendo eso; Hola,  hace rato comenzó la tiranía capitalista, ese terrible remolino de nunca acabar.
Pero que yo recuerde el día en el que tuve 600 pesos en la mano no se fueron los problemas con mi papá. O capáz debe ser por que me duraron 2 días nomás.

Condenados

Condenados a ser libres
Condenados a elegir
Condenados a errar

18 jul. 2013

Relato del primer beso

El hombre mitad bestia había caído en la trampa; la dama de los espejos había capturado su forma humana dentro de uno de ellos, liberando así a la bestia que se escondía colérica dentro de él. Esa alma furtiva si bien deseaba liberarse, sólo lo hacía para manchar sus garras de sangre; y luego llenar sus ojos de lágrimas.
Cuando de él salía su aspecto demoníaco, olvidaba su forma humana y todo lo que formaba parte de ella; la mujer que amaba, sus amigos en combate, su ser.
No había nada que el pudiera hacer; esa mujer usaba todos sus encantamientos y sus fuerzas en hacer de aquel hombre una máquina para matar. Una máquina para matar todo aquello que lo hacía vivir.
¿Qué trampa más sucia, no?
La mujer que él debía proteger estaba suspendida en un conjuro en forma de estrella  que apretaba su pecho y la dejaban inmóvil, plasmada en la pared.
Pero hubo algo que la dejó reaccionar; hubo algo en ese momento que le dijo que ella debía despertar.
Aome abrió sus ojos e imploró para que su amada bestia recobrara en sí y la mirara; pero no había caso. Aquellos ojos estaban rojos, y él gruñía como perro amenazando.
Pero pudo escapar del conjuro y luego cayó al suelo para ver la situación con los ojos vidriosos; La dama de los espejos reía jocosa al ver que su plan para eliminar a ese fuerte adversario estaba resultando un éxito.
La bestia estaba rodeada por un aura roja, llena de bronca, de ira. Su vida y la de ella pendían de un hilo  y eso lo aferraba más a su espíritu demoníaco, aunque él lo desconocía, al estar perdiendo su lado humano.
La jóven Aome repetía su nombre entre sollozos para hacerlo entrar en sí, aunque no había respuesta alguna. Por más pataleo que hiciera, el conjuro ya estaba hecho y la imágen tranquila y humana de Inuyasha dormiría para siempre en el espejo de aquella malvada mujer.
Era el fin.
Inuyasha sería una bestia para siempre, matando y manchando sus garras de sangre inocente. De su sangre.

Aome se sintió confundida. Sólo quería estar entre sus brazos y decirle que todo acabaría, pero ella sabía que eso era imposible.

Corrió a sus brazos
Sus amigos le gritaron que ella no lo hiciera, que él la despedazaría en cuestión de segundos
Pero no le importó, y cayó a sus brazos.
El la apretó, clavándole sus garras en los hombros.
Estaba fuera de si, a punto de acabar con la vida de aquella mujer que tanto se esforzó en cuidar.




Pero ella no hizo nada,

Sólo lo besó.













16 jul. 2013

tal vez y por anticipo (las dos caras del después) II

Si al final de todo esto el desastre ocurre
la canción se destruye
y el milagro no se cumple

Podría caer la hoja,
quemarse mi cama
con tu perfume y tus sabanas.

Y yo tal vez camine con insomnio por la calle
 vuelva a donde me abandonaste,
 Para acordarme
que te recordé



Tal vez escriba otras canciones,
o tal vez me dolería tanto que no lo haría más...

Tal vez viaje lejos de ese seguro dolor,
o tal vez me quede para intentar arrancarte un por favor.

Tal vez derrame perdones pensando en cuándo me olvidaste,
Cuando me borraste,
Cuando me dejé.


Morir.

 O tal vez te eche la culpa
(Quedándome con esa culpa también)












-









Pero en realidad 
creo que no quiero nada de eso
por anticipo te pido
si el desastre ocurre,
si la cancion se destruye,
si el milagro no se cumple,
si cae la hoja,
si se quema mi cama,
y con ella
tu perfume y tus sábanas;



Que no dejes ni un anillo,
Ni un aroma que me recuerde a ti.
No quiero recordarte
Y prefiero morir mil veces
Antes que volver a nombrar
Un nombre que no va a regresar.


Si vuelves es por que fuiste mío
Si no regresas es porque nunca me equivoqué.

Hermano Google

Es muy loco lo que voy a decir. No sé como se me ocurrió semejante animalada. Hasta me da un poco de miedo, lo tengo que admitir.
En ciertos ratos, donde me invaden las ganas de leer, busco en la tercera guerra mundial (mi habitación) un libro que nunca termino de leer.
1984, de Orwell.
Este escritor era un británico de los años 40, 50. En sus años de vida  fue reconocido por su oposición al imperialismo británico, al haber sufrido la rebaja social que te llega al ser de clase trabajadora. Y trabajadora en serio.
El libro te introduce a el futuro, por que el autor ya había fallecido antes de los años 1984. El se lo imaginó de una manera muy...
Nose.


"Loca".

La novela se desarrolla en 1984, situándote en un espacio donde reinan las tinieblas y los dias fríos. Pero no son tan al estilo Londres como lo conocemos; es un aire cortante, casi envenenado de odio y misiles. El mundo esta conformado por tres Estados; Oceanía, Eurasia y Asia Oriental.
Todo aquello que se desarrolla en la novela es controlado por el Hermano Grande: Las noticias, los niños, las verdades, las mentiras, los enamorados, las palabras, los miedos.
Incluso hay una telepantalla obligatoriamente en cada casa por donde él observa todo lo que haces, lo que dices y hasta un poco más lo que piensas.
En realidad nadie conoce al Hermano Grande, es como todos aquellos gigantes de la historia, aunque un poco más parecido a un semi-Dios o a un fantasma.  Es alguien que mantiene el "orden", que despierta amores y odios. Fanaticos y rebeldes, en realidad.
No existe la privacidad en ese mundo; el hermano grande tiene derecho de saber qué escribiste en tu libreta o  qué haciste entre las 15:00 y las 18:00
Él controla todo lo que crea necesario controlar; si él dice que los aviones se inventaron en 1934, los aviones se inventaron en 1934. Y no se habla más de eso. Y nadie puede comprobar lo contrario, por que tiene séquitos de tarados que se  encargarían de quemar todas las evidencias, y de paso, desaparecer al que lo acusó de injurias.
Y a su familia
Y a sus amigos.
No hay juicio para aquellos. No hay perdones. Tal cual en las dictaduras, desaparecen. No están. Ni vivos ni muertos.
El régimen del Hermano Grande es tan aterrador que hasta los niños denuncian a sus padres si notan alguna actitud sospechosa de ellos.






Yo sé que la comparación siguiente va a parecer un poco abrumadora y sin sentido, porque recién estamos viviendo las raíces de la revolución tecnológica, estamos experimentando junto a las grandes corporaciones lo que es capaz de hacer un click o poner información dentro de una red social.
Pero, díganme la verdad, ¿Hace cuánto no entran a Google?
¿Cuántas cuentas tienes en Google?
¿Cuánta información tiene Google tuya?
¿Cuánto falta para que la tenga?
¿Cuántas veces se te recomendó sincronizar tus redes sociales?
¿Acaso tenés Google+, GoogleDocs, Gmail?
¿O no tenés  una identidad Google? ¿Cuánto falta para que la tengas?
Estoy escribiendo esto desde Blogspot, que no hace falta decir de donde viene.




No es una crítica, por que sería muy hipócrita al  usarlo yo también. Pero.... ¿Qué tan lejos puede ir esto? ¿Qué tan lejos va a ir ésto? Nadie puede contradecir que esta empresa (no es más que eso)  haya sido un antes y un después no solo en la vida de la gente, si no un antes y un después en la vida. Ya no son telegramas que tardan una semana, caras que no ves nunca más o cosas que nunca sabrás. Google soluciona todo; ahí tenés la respuesta a todas las preguntas. O por lo menos eso parece.
Pero cuando cambien las preguntas...
No se  puede afirmar que Google siga siendo en algún futuro la empresa "transparente" y  pro que es ahora, tal vez tenga otra cara en algún futuro. O tal vez ya la tenga ahora.
O tal vez sea solo un libro.